Luis Vicente León en Maracaibo: “En la oposición cada quien busca convertirse en el líder”

Luis Vicente León en Maracaibo: “En la oposición cada quien busca convertirse en el líder”

 Considera que en este momento deberían estar alrededor de una sola opción.

Considera que en este momento deberían estar alrededor de una sola opción.

En su visita a Maracaibo, el director de la firma Datanálisis, Luis Vicente León afirmó que mientras el sector   que adversa al Gobierno no defina una estrategia “única” hará poco probable el éxito de la misma y difumina esfuerzos».

“La oposición ganó una elección, mostró su fuerza, fue un cambio fundamental; por primera vez en 17 años  fue capaz de articularse para mostrar su valentía (…) y han desarrollado algunas  estrategias importantes alrededor de mantener al menos formalmente esa unión”, sostuvo en rueda de prensa, pocas horas antes de su conferencia.

1León observa que “lamentablemente la decisión opositora de no casarse con una estrategia, cualquiera que fuera, y no tener la capacidad  para jerarquizar  esas acciones y luego concentrarse en la lucha de eso en particular, atomiza su esfuerzo, minimiza el trabajo conjunto y hace poco probable   el  éxito de su estrategia”.

Considera que en este momento deberían estar alrededor de una sola opción “referendo, que por cierto tiene más de 65% de aprobación nacional según sondeos de este mes ”.

No obstante critica que a lo interno la lucha de sectores prevalece, es decir,  cada quien quiere eventualmente convertirse en el líder de la oposición “pensando u olfateando que viene un cambio, y lo único que conseguirán es un “no cambio”.

Más allá del mecanismo que definan, dijo el analista , “si tienes una parte de la población  luchando por el referendo, otra por la constituyente, otra por la enmienda,  ninguno gana”.

Afirma que, “ciertamente el Gobierno controla el CNE y va a demorar todo, el TSJ y va a bloquear todo, no hay duda de que eso ocurra”.

Escenario nacional

6De otro lado, el destacado analista, se pasea por la situación nacional, “es grave , ha ido empeorando, más crítica que 2015 cuando considerabámos que era severa. Nuestras expectativas no son positivas para el resto del año”.

¿Que cómo supo en abril de 2015 que añoraríamos ese año?, sencillo, así lo explicó, “Tú tienes un tema central que es el precio del petróleo, que no se ha recuperado, hemos tenido impactos negativos en el costo, lo cual genera una contracción severa en el flujo de caja de divisas de la nación. Este año pudiéramos estar en 25% del ingreso que teníamos en 2014, una cuarta parte, ni la mitad del año pasado, como verán cualquier casa a la que se le reduce su ingreso va a tener problemas importantes”.

León detalló que, la crisis no se explica por el petróleo, “es falso decir que se debe a la caída significativa en el precio del barril, si fuera cierto, habrían colas de 6 a 7 horas para comprar comida en Arabia Saudita y es falso no lo hay, la gente mendigaría por medicinas en Kuwait y no lo hace, apagarían los aires acondicionados en hoteles cinco estrellas de Moscú y no lo hacen, el PIB sólo ha caído en Venezuela y en Rusia, aunque un  pedacito en relación a Venezuela. Mientras los demás han incrementado su PIB en el medio de la misma crisis petrolera. Cómo es que el crudo explica la crisis en el país y no en el resto”.

A su juicio, siendo nuestro país petrolero, la caída de los precios “desnudó la crisis que ya estaba y que no tiene que ver con el mercado, sino con el colapso del sistema económico, el modelo de intervención y control del Gobierno de Nicolás Maduro,  que es una continuación  un poco más rustica del presidente Hugo Chávez”.

Control cambiario

De otro lado, refiere, que es el control de cambio el que explica porqué no hay divisas 5suficientes, porqué no se han pagado las  deudas a proveedores y porqué se ha tenido que disminuir las importaciones.

“Cuando el petróleo estaba a 100 por barril, el problema era que tenias control de cambio que generaba una matraca de sobrevaluación cambiaria, que conllevaba una demanda infinita de divisas en todos los cambios oficiales, porque había un brecha gigante entre el oficial y el cambio negro, cualquier persona podía obtener un dólar barato, se voltea y lo vende caro; mientras exista ese estimulo de arbitraje, comprar barato y vender caro,  es muy simple, no hay forma de evitar la demanda infinita, y no tienes infinitos dólares para llenarla”, expresó.

Al respecto, considera que “ ha sido interesante la estrategia del Gobierno sobre ese tipo de cambio que ha estado devaluándose dramáticamente y el mercado no está funcionando, hay que preguntarse                                                                                            cómo sube ese tipo de cambio sino hay oferta de esa divisa, si no hay oferta significativa ; no hay demandas específicas, entonces,  cómo se explica que vaya de 200 a 250, es una decisión estratégica del Gobierno, que ha decidido poner ese tipo de cambio a uno que ya tiene en su cabeza probablemente estará entre 500 y 600 y que no tiene que ver con la demanda, que a la final es infinita”.

Reacción social y las colas

Consultado sobre el comportamiento del venezolano frente a las colas observa que, “no es verdad que la población este pasiva (…) lo que ocurre es que están esperando que las manifestaciones ocurran como el 23 de enero, o el caracazo, donde todos salen a la calle como Hulk y se manifiesta, lo que llaman explosión social, que se tradujo en ese momento en cambios de Gobierno.Las explosiones sociales, no son siempre masivas, a veces son desarticuladas, hoy tienes explosiones de la población, los que trancan una calle, un rollo en una cola en un abasto, una batalla campal en un mercal, eso ha pasado y eso es una expresión de protesta”.

Pero, «qué explica que no se articula, es por la capacidad de control militar que tiene el Gobierno sobre la sociedad, automáticamente llega el grupo antimotín y está allí quién acompaña las colas en un mercado la Guardia Nacional, quién para una manifestación en una autopista, la Guardia; es decir el sector militar está en la calle, en su función, eso genera que sea más complicado, también genera miedo. Aunado a ello, precisó, hay una población importante en las colas que están trabajando, son revendedores.

“Por ejemplo Maracaibo que es la segunda ciudad del país, entre Caracas y aquí, hay un abismo, nosotros no tenemos racionamiento eléctrico, excepto en hoteles cinco estrellas y centros comerciales”, citó.

Aunque en Caracas hay colas, -dijo-  pero aquí son más grandes, lo que indica que el nivel de desabastecimiento es mayor, el tema de vida cotidiana en Maracaibo, al igual que en el resto del país es más severo que en la capital y tiene lógica política porque esa es la vitrina del país..

No obstante, resalta que en las colas, “están los bachaqueros, los revendedores, y el promedio de venta está entre 15 veces el salario mínimo, es decir construimos un monstruo, porque con ese ingreso si regresarán a la situación normal, te preguntas qué haces con esa población”

En ese sentido, refiere que el modelo actual ha tenido miedo de tomar decisiones económicas, que «políticamente no son atractivas y con una popularidad del mandatario nacional nada buena, que empeora la situación».

Noticia al Día/Fotos William Ceballos