Lucas Di Grassi gana en París y refuerza su liderato en la Fórmula E

Lucas Di Grassi gana en París y refuerza su liderato en la Fórmula E

Foto: Agencias

Foto: Agencias

El brasileño Lucas Di Grassi (Audi Sport ABT) fue el vencedor este sábado del primer ePrix de París, séptima cita del campeonato de Fórmula Eléctrica, por delante del francés Jean-Eric Vergne (DS Virgin) y del suizo Sébastien Buemi (Renault e.dams).

Gracias a una muy buena salida, seguida de una carrera perfecta que terminó bajando el ritmo, por detrás del coche de seguridad, Di Grassi triunfó en el centro de París, en el circuito temporal diseñado para la ocasión junto a los Inválidos, uno de los lugares turísticos de la capital francesa.

Di Grassi había llegado a París como líder de la general con un punto de ventaja sobre Buemi, con lo que refuerza así su dominio en la clasificación del campeonato.

Buemi, que consiguió una buena remontada tras salir desde la cuarta línea de la parrilla, consiguió limitar los daños. El británico Sam Bird (DS Virgin), que comenzó desde la ‘pole position’, sólo pudo finalizar sexto.

Miles de espectadores asistieron a esta carrera histórica para la Fórmula Eléctrica en París, entre ellos el primer ministro del país, Manuel Valls, y la alcaldesa Anne Hidalgo, que ha hecho una apuesta abierta por fomentar el uso de vehículos eléctricos y no contaminantes en su ciudad.

Valls se refirió al éxito organizativo de la carrera, sin mayores incidentes, en una ciudad en estado de urgencia, desde los atentados de noviembre.

«Es la mejor respuesta contra el terrorismo», declaró el primer ministro.

«La vida es la mejor respuesta contra el terrorismo, no ceder nunca ante el miedo, organizar eventos seguros, reuniendo a miles de espectadores, aquí o en los estadios de la Eurocopa-2016 de fútbol», insistió.

«Esto es una fiesta del deporte, de la tecnología y del medio ambiente, así como una fiesta popular, así que tenemos motivos para estar felices y orgullosos», apuntó.

También estuvieron presentes en la carrera el príncipe Alberto de Mónaco y el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el francés Jean Todt.

 

AFP