Las migraciones latinoamericanas en el mundo, con enfoque a la identidad y formación de las comunidades latinas en el norte de Italia

Las migraciones latinoamericanas en el mundo, con enfoque a la identidad y formación de las comunidades latinas en el norte de Italia

 

Una delegación del Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Milán conformada por el Cónsul de Primera Luis Martínez y el funcionario Alessio Arena, en representación del Cónsul General Gian Carlo Di Martino, participó en la mesa redonda organizada por la Universidad privada de idiomas modernos IULM. Tema de discusión, las migraciones latinoamericanas en el mundo, con enfoque a la identidad y formación de las comunidades latinas en el norte de Italia. Participaron en las mesa redonda Mario Negri, Rector de la Universidad IULM y dos académicas mexicanas: Silvia Nuñez Garcia, directriz del CISAN/UNAM y Elisabeth Gutierrez Romero, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Participaron en la discusión también Cónsules latinoamericanas en la ciudad de Milán y representantes de asociaciones de voluntarios: Gloria C. Gómez (Cónsul General de Colombia), Karla G. Martínez Herrera (Cónsul General de El Salvador en Milano), Marisela Morales Ibañez (Cónsul General de México), Natacha Sánchez (Cónsul General de la Republica Dominicana), Narcisa Soria (Cónsul General de Ecuador), Alberto Vitali (Responsable de la Pastoral de migrantes de la Arquidiócesis de Milán).

 

El Asesor del Alcalde de Milán para las política sociales, Pierfrancesco Majorino, expresó el saludo de las autoridades de gobierno de la ciudad lombarda y explicó las iniciativas tomadas por la Alcaldía de Milán en la atención a los migrantes, destacando la necesidad de que las migraciones sean ocasión de evolución para las identidades de los pueblos, en un espíritu de paz y cooperación.

 

En su saludo, el Cónsul de Primera Luis Martinez de la República Bolivariana de Venezuela explicó como nunca Venezuela se haya caracterizado como país de emigración, sino sobre todo por el espíritu fraterno con el cual siempre recibió a los ciudadanos de países de Europa y de países hermanos de América Latina en los momentos más difíciles de la historia del Continente. Asimismo, el representante diplomático venezolano quiso destacar el compromiso conjunto de las autoridades venezolanas y colombianas en la solución de los problemas que han afectado en los últimos años la gestión de la frontera entre ambos países, recordando la presencia en territorio venezolano de cerca de cinco millones de ciudadanos de origen colombiana. La ocasión fue también propicia para presentar el Plan de Derechos Humanos del Gobierno de Venezuela.

 

Por su parte, el Funcionario consular Alessio Arena fue encargado de relacionar sobre los ejes de la política exterior bolivariana en tema de atención a los migrantes, cooperación internacional y paz y sobre las características de la comunidad venezolana en el norte de Italia: una comunidad de cerca de 5200 ciudadanas y ciudadanos, muchos de los cuales de origen italiana que han regresado después de décadas de trabajo en su nueva Patria Venezolana, o estudiantes que viajan a Italia para perfeccionarse en los estudios y en las profesiones.

 

El Funcionario Arena destacó el carácter racista y criminal de iniciativas de control de las fronteras tales como el Muro construido por Estados Unidos de Norteamérica a la frontera con México: un modelo de gestión de los flujos de migrantes fundamentado en el cinismo y la hipocresía  de un sistema, el capitalista, que exporta guerra por medio de los mecanismos de dominación imperialista y explota la mano de obra migrante como ejército de reserva para bajar los sueldo en el mercado interno del trabajo. Un modelo también que va fortaleciéndose ahora en Europa en consecuencias de los éxodos de migrantes producidos por las iniciativas imperialistas occidentales en Medio oriente y África.

 

Arena explicó el flujo masivo de migrantes desde América Latina como resultado del fracaso de las políticas neoliberales que marcaron la “década perdida”, impuestas al Continente con el “Plan Cóndor” y los golpes de estados organizados por la CIA como aplicación de ese plan. El Funcionario bolivariano habló de los efectos de dichas políticas en la sociedad venezolana, de la represión del Caracazo en 1989 y de la emersión de la figura del Comandante eterno Hugo Chávez, llegando a conmemorar la derrota del golpe de estado de 2002 en su aniversario.

 

El Funcionario dedicó atención también al tema de la explotación del trabajo migrante en Italia, analizando los sectores laborales donde más se encuentran trabajadores latinos: los transportes, la construcción, la atención a los ancianos y discapacitados. Sectores en los cuales más fuerte es la falta de derechos, el mal pago y el trabajo ilegal.

 

En conclusión, el representante de Venezuela destacó la necesidad de enfrentar la emergencia representada por los flujos migratorios con espíritu de paz y cooperación internacional, renunciando los países occidentales a todo tipo de política agresiva o imperialista, en espíritu de unión entre los trabajadores y los pueblos, para aprovechar la ocasión del encuentro entre cosmovisiones tan distintas como las latinoamericanas y las europeas para construir un mundo más humano y más justo. En ese sentido, reafirmó el sentido de responsabilidad y el compromiso incansable de la Política Exterior Bolivariana y Socialista de Venezuela.

 

Lorena Mavárez Lameda