La llama olímpica pasa este miércoles a manos de Brasil

La llama olímpica pasa este miércoles a manos de Brasil

La llama fue encendida el pasado 21 de abril. Foto: Agencias

La llama fue encendida el pasado 21 de abril. Foto: Agencias

Encendida en la antigua Olimpia hace unos días, la llama olímpica pasará a manos de Brasil este miércoles en Atenas, en el estadio que albergó en 1896 los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna.

Antes de llegar a Brasil el 3 de mayo, la llama hará una parada en Suiza, país donde tiene su sede el Comité Olímpico Internacional (COI).

El viernes será presentada en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, antes de llegar al Museo Olímpico de Lausana por la tarde, a través del lago Leman.

Durante dos días, el sábado y el domingo, la antorcha brillará en la entrada del Museo Olímpico, frente al fuego olímpico que está de manera permanente en el lugar, junto a la estatua del barón Pierre de Coubertin, el creador de los Juegos modernos.

La llama, que no había viajado a Lausana desde los Juegos de Atenas-2004, pondrá rumbo a Brasil el lunes.

En Brasil, la antorcha tendrá un largo periplo hasta que el 5 de agosto entre en el estadio de Maracaná, después de un recorrido con 12.000 relevistas. Todo ello en un país que atraviesa una grave crisis política y social, con la presidenta Dilma Rousseff amenaza de destitución.

Malas noticias

A cien días del inicio de Rio-2016, los estadios están preparados para acoger a las estrellas del deporte, pero muchos se preocupan por la situación de Brasil.

Los asuntos políticos y sociales centran el interés en el país en las últimas semanas, mientras que los últimos preparativos se desarrollan ante una cierta indiferencia general, en los primeros Juegos Olímpicos de la historia en Sudamérica.

Esta semana, las malas noticias se acumularon en Rio, con la voz de alarma por los 11 trabajadores que han perdido la vida en diferentes obras olímpicas. «Un equipo de fútbol de muertos», en palabras de Robson Leite, responsable de Trabajo del estado de Rio.

«Todo eso causado por la falta de planificación, sin duda. Y las prisas a la hora de finalizar», dijo Eliane Castilho, una auditora que trabaja junto a Leite.

Muertos en las obras, pero también en las calles de Rio, según la denuncia de este miércoles de la organización de defensa de los Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI), que habló de una «multiplicación de los homicidios cometidos por policías» en Rio.

AFP