Hallado muerto Felipe Correa, el empresario colombiano desaparecido

Hallado muerto Felipe Correa, el empresario colombiano desaparecido

Hallado muerto Felipe Correa, el empresario colombiano desaparecido

El comerciante realizó varias transacciones en Bogotá y después cayó desde un edificio

La Policía colombiana investiga las circunstancias en las que ha fallecido el empresario Felipe Correa, de 32 años, hallado muerto en Bogotá apenas dos días de su desaparición. El empresario cayó desde un noveno piso de un edificio del barrio El Campín, algo que hace que la policía baraje como posible la hipótesis de un suicidio; sin embargo, los hechos continúan siendo investigados.

Entre las hipótesis que se manejan es que el empresario pudo ser víctima de unos delincuentes que lo habían drogado con escopolamina, ya que fue visto deambulando sin sentido, según se ha sabido a través de las redes sociales.

La familia de Correa alertó de su desaparición el martes y pidió ayuda a través de las redes sociales. Según su esposa, María Jimena Díaz, había salido de la oficina, en el norte de Bogotá —concretamente en la calle 91— sobre las 8.00 p.m.. Después se dirigió supuestamente hacia la calle 79 con carrera 9, pero desapareció en ese trayecto.

La esposa de Correa distribuyó una descripción Correa e hizo un llamamiento que tuvo un gran eco a través de Twitter. Tras desaparecer, el empresario colombiano retiró dinero en al menos dos ocasiones en las dos horas posteriores a su desaparición y realizó una compra en unos grandes almacenes.

El gran eco de su desaparición hizo que una pareja asegurara este miércoles a través de Twitter que se había encontrado con Correa en la calle y que les había dicho que su desaparición había sido un malentendido. Según el diario El Espectador, las dos personas que pudieron hablar con él eran dos periodistas que le dijeron que su esposa y su familia lo estaba buscando.

«Lo llamé por su nombre y se detuvo, me ofreció su mano derecha en señal de saludo, a lo cual correspondí. Mientras esto ocurría, Alejandra nos alcanzó y tomó una fotografía con la única intención de asegurarse de que se trataba de la persona correcta”, relata un post de Facebook Alejandra Quintero, una de las periodistas. En la imagen que difundieron se aprecia que la persona que encontraron no lleva calcetines y tiene la ropa arrugada. Los testigos que pudieron hablar con él aseguran que estaba desorientado.

El País