Florianny y Laurita …un inmenso dolor al pasar el Puente (Josué Carrillo)

Florianny y Laurita …un inmenso dolor al pasar el Puente (Josué Carrillo)

Josué Carrillo

Josué Carrillo

A la Costa Oriental del Lago, específicamente, Cabimas, Punta Gorda y Ciudad Ojeda me atan hilos invisibles de amor del grande, como también, dos dolores que ahora serán un mismo dolor. Esas dos tristezas tienen nombre y apellidos: Florianny Amarilis Calle Márquez y Laura Meza.

Florianny, una chiquilla de 11 años esta semana nos ha conmovido con su desconcertante muerte. Anhelaba ser una chef de esas que salen por la tele y murió envenenada al comer un trozo de yuca cruda, según nos ha contado en un relato desgarrador el periodista, Manuel García de Noticiaaldia.com.

¿Cómo saber que la raíz de yuca cruda envenena? ¿Cómo sospechar que ese tubérculo hecho de fibra y almidón sea letal? Nunca dejará de asombrarnos, de sorprendernos la muerte. Vendrá por inesperados caminos. Se nos presentará el día menos pensado. Nos mirará a los ojos y nos dirá “vamos”, sin poder negarnos, sin poder eludirla. Está escrito el día de llegada y de partida solo que vivimos mejor ignorando el final.

Laurita Meza es un enigma. Secuestrada de su casa cerca de la Plaza Juan Crisóstomo Falcón, Tierra Negra-Cabimas , el 27 de Octubre de 2003. ¡Nunca apareció!. Los reportes de prensa indican que se la llevó del brazo un hampón apodado “El Wilita” quien cayó abatido llevándose el secreto del lugar donde sepultaron el cadáver de la pequeña quien, para entonces, tenía 9 años.

A Laurita le escribí una carta que publicó el diario La verdad  cuando me divertía como articulista. El texto me llevó a Cabimas donde conocí una mujer hermosa, blanca como la leche, de cabellos dorados a quien llamé “La coloraita”. Ni de Laurira, ni de “La coloraíta” tengo razones.

Siempre reconoceré el esfuerzo de José Sánchez, Mazuco.En sus tiempos de policía movió cielo y tierra en busca de la morenita de trenzas y esa sonrisa feliz. Las retroexcavadoras dejaron huellas en la tierra de su afán.

Esta semana al dolor, a la punzada que me molesta a un lado del corazón por la inaceptable muerte de Laurita Meza se ha sumado la muerte absurda de Florianny por eso, al pasar el Puente y ver las luces de Cabimas, en cada metro de la Lara Zulia o La Intercomunal, pienso en las dos niñas, las imagino crecer juntas, Laurita como maestra de escuela, bailando a San Benito y a Florianny cocinando para Aventura Tv, con su gorro blanco de chef, con su delantal …riendo siempre, soñando siempre y, entonces, ya no puedo parar dos lágrimas en su memoria, ese dolor taladrando mi alma de padre. Un beso chiquillas, sin poder decirles adiós.

Josué Carrillo

Noticia al Día