El centro de París acoge su primera carrera de la Fórmula E

El centro de París acoge su primera carrera de la Fórmula E

Foto: Agencias

Foto: Agencias

Una ciudad tan conocida como París, con un gran patrimonio histórico como decorado de excepción, brindará a la competición unas imágenes de gran belleza. La Federación Internacional del Automóvil (FIA), dirigida por el francés Jean Todt, soñaba con esta carrera en París desde la creación de la Fórmula E en 2014.

El evento deportivo, eso sí, no se ha visto privado de tensión política.

Su disputa tiene lugar en pleno estado de urgencia en la capital francesa, apenas unos meses después de los atentados que conmocionaron al mundo en noviembre.

Desde el gobierno de la ciudad se ha querido aprovechar esta jornada para promocionar su ambición de que se generalice el uso del coche eléctrico.

La Fórmula E es «un medio de desarrollar de una manera muy importante la movilidad eléctrica, indispensable para nuestras ciudades», subrayó a la AFP la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

«En París hace tiempo que hemos hecho una apuesta por el coche eléctrico», añadió.

Pero grupos ecologistas no están tan de acuerdo con esta competición.

Según David Belliard, copresidente del Grupo Ecologista de París (GEP), «este evento no hace en absoluto la promoción de vehículos alternativos, sino que promociona la velocidad».

El adjunto de Deportes de la alcaldía de París, Jean-François Martins, defendió la idea destacando que las infraestructuras necesarias para el evento habían llegado trasladadas en barco por el río Sena, para «evitar la utilización de más de 200 camiones».

Este ePrix de París es la decimoséptima cita de la Fórmula E desde el estreno en Pekín en septiembre de 2014.

Tras la anterior carrera, a principios de mes en Long Beach (Los Angeles, Estados Unidos), el brasileño Lucas Di Grassi quedó líder de la clasificación del Mundial con un punto de ventaja sobre el suizo Sebastien Buemi.

 

AFP