EEUU cuenta con un colegio que enseña matemática ¡bailando!

EEUU cuenta con un colegio que enseña matemática ¡bailando!

Referencial

Referencial

Ron Clark es el fundador de este particular colegio situado en Atlanta, Estados Unidos. Hace unos días, este profesor subió a Facebook un vídeo en el que enseñaba cuáles son los métodos de aprendizaje que se aplican en este cole.

En él, aparecían niños bailando, tocando instrumentos y realizando actividades en grupo. La gente se interesó tanto por este centro, que el vídeo alcanzó en cuestión de horas más de tres millones de visitas. Y es que, este profesor afirma que lo mejor para la educación de los niños es combinar de manera equitativa la diversión con las clases y horas de estudio. ¿Llevarías a tus hijos a un cole así?

Es inevitable preguntarnos si realmente se pueden adquirir conocimientos de matemáticas bailando. Pero en realidad aquí no reside la clave, pues según Clark, la diversión forma parte de un fin: si los niños son felices, les resultará más fácil aprender.

Este profe tan optimista, según contó a The Huffington Post, se inspiró en Hogwarts, la famosa escuela de Harry Potter, para crear el proyecto. «Quería crear un edificio creativo, con clases temáticas, atracciones, actividades… Pero también normas de comportamiento para fomentar el respeto, el aprendizaje y la diversión», explica.

Pero aquí no todo son bailes y juegos, la Ron Clark Academy también tiene una serie de normas que todos los alumnos deben seguir. Algunas de ellas son:

– Ser la mejor persona que puedas llegar a ser.

– Aceptar que vas a cometer errores, aprender de ellos y seguir adelante.

– Ser positivo y disfrutar de la vida.

– No importa cuáles sean las circunstancias, siempre se debe ser honesto.

– No guardes los asientos en el comedor. Si alguien quiere sentarse en uno, déjale. No excluyas a nadie.

Después de conocer la filosofía del colegio y sus métodos, lo cierto es que nos da un poco de envidia. No solo porque a todas nos hubiera gustado poder ir a un cole así, impulsado por la vocación docente, sino porque es el sitio ideal para que nuestros hijos aprendan, además de números y letras, lecciones de vida.

Agencias