Dolor, rabia y desespero por la muerte del pequeño Yulfre: Cicpc tras la pista de “El Chende”

Dolor, rabia y desespero por la muerte del pequeño Yulfre: Cicpc tras la pista de “El Chende”

La familia de Yulfre estaba destrozada.

La familia de Yulfre estaba destrozada.

La calle 149 del barrio San Benito II, en la parroquia Marcial Hernández, se silenció cuando el cadáver del pequeño Yulfre Andrés Duque, de 6 años, quien murió a manos de su vecino de 15 años, fue sacado por los sabuesos del Cicpc de la casa de su abuela paterna, signada con el número 78-105.

Un disparo certero en el estómago acabó con la vida y los sueños del pequeño Yulfre, cuando un adolescente, identificado con el apodo de “El Chente”, le disparó de forma accidental al manipular una escopeta calibre 12.

Este lamentable hecho ocurrió la mañana de este sábado, cerca de las 9.00, cuando el pequeño Yulfre se encontraba bajo el cuidado de su hermano, también de 15 años. La abuela de ambos había salido al supermercado a comprar productos regulados.

En la casa quedó Yulfre con su hermano, y a los minutos de haberse ido la abuela llegó “El Chende”, su vecino, y quien residía en la casa que colinda con el fondo de la antes mencionada. Allí estaban jugando y se pusieron a cocinar.

098El hermano de Yulfre se puso a hacer unas arepas para desayunar, y cuando estuvieron listas le pidió a “El Chende” que fuese a buscar una mantequilla para comérselas, pero el regresó con otra cosa, una escopeta.

Tiro mortal

Los adolescentes se pusieron a manipular el arma, que la mantenían escondida en la vivienda. “El Chende” la agarró y empezó a apuntarlos. Primero apuntó al otro adolescente de 15 años, y éste le refutó que esos no eran juegos.

Luego apuntó a Yulfre y le dijo “ve que te mato”. Enseguida se escuchó un estruendo y el niño cayó al piso. A “El Chende” se le accionó la escopeta y su tiro fue fulminante. Asesinó al pequeño y su cuerpo quedó tendido en la cocina.

Enseguida los vecinos comenzaron a salir despavoridos de sus casas al escuchar los gritos de los adolescentes. Entraron a la vivienda y observaron al pequeño de seis años tirado en el piso al lado de un charco de sangre.

“El Chende” salió despavorido gritando, pidiéndole auxilio a su progenitora, quien también salió asombrada. Al ver el alboroto huyeron del lugar. Unos dice que para evadir a las autoridades, y otros dicen que por temor a represarías por parte de la familia del pequeño.

Exigen justicia

La abuela y los tíos paternos de Yulfre estaban destrozados. Los gritos no cesaban. Aún no salían del asombro por la muerte del pequeño de la casa.

543El tío de Yulfre, al enterarse de la muerte, llegó rápidamente a la casa, y fue dominado por la ira. Agarró a golpes al adolescente que cuidaba al pequeño, por represaría a lo sucedido. Tuvo que ser retenido por las autoridades, pero minutos después fue liberado.

Por su parte la tía del menor estaba desconcertada. Exigía la captura del asesino y refutaba del por qué de los hechos. “¿Por qué el bebé tuvo que pagar los platos rotos? Todo es culpa de esa mujer que alcahueteaba a ese muchacho, a quien le brindamos nuestra confianza”.

Por su parte el equipo de inspecciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) realizaron las inspecciones y el levantamiento del cuerpo, el cual fue llevado a la morgue de Maracaibo.

Están tras la pista del adolescente responsable de este crimen, quien huyó y hasta ahora se desconoce su paradero.

Fotos: Xiomara Solano

Noticia al Día