Pablo Iglesias y Xavier Domènech se dieron el beso del cambio

Pablo Iglesias y Xavier Domènech se dieron el beso del cambio

Foto: Captura

Foto: Captura

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha demostrado esta mañana su alegría por la primera intervención de Xavier Doménech –del partido En Comú Podem– en la tribuna de oradores con un abrazo y un beso en la boca. Una muestra de cariño que ha dejado ojipláticos a Alfonso Alonso –ministro de Sanidad–, Luis de Guindos –ministro de Economía– e Isabel Tejerina –ministra de Agricultura–. Los tres, ministros en funciones del Partido Popular.

Esta muestra de cariño de Iglesias a Doménech ha tenido lugar durante el debate de investidura de Pedro Sánchez que ha tenido lugar este miércoles por la mañana en el Congreso de los Diputados. Y no es más que otra muestra de la espontaneidad y la efusividad con la que ya nos tienen acostumbrados los miembros de los llamados partidos del cambio.

Pero este no ha sido el único gesto Iglesias y los suyos que ha levantado revuelo. Carolina Bescansa, por ejemplo, fue criticada por acudir con su bebé a la inauguración del curso político en las Cortes Generales; lo cual supuso un guiño a la figura de la mujer trabajadora cría bajo sus propias máximas a sus hijos y concilia la vida profesional con la vida doméstica. Gracias a la coleta de Iglesias y a las rastas del diputado Alberto Rodríguez –que casi hacen saltar los botones de la americana de Mariano Rajoy– se dio visibilidad a un nuevo modelo de político cuyo dress code no se construye a golpe de traje, corbata y pelo corto.

El País