MUJERES DE ACERO: Ana Landino, la bella bombera que apaga incendios y prende el fuego del amor

MUJERES DE ACERO: Ana Landino, la bella bombera que apaga incendios y prende el fuego del amor

Bombero Ana Landino: "las mujeres estamos preparadas para lo que sea". Foto: Xiomara Solano

Bombero Ana Landino: «las mujeres estamos preparadas para lo que sea». Foto: Xiomara Solano

Casco de seguridad, chaqueta térmica, botas y guantes gruesos son parte de su vestuario. La responsabilidad de ser una servidora pública es su estandarte. Cada día se levanta sin saber lo que enfrentará en su nueva jornada laboral, pero tiene bien claro que renunció a una vida común y se preparó muy bien para ayudar, rescatar y poner a salvo otras vidas, aún cuando  ponga su propio bienestar en riesgo. Ella es Ana Landino, joven mujer distinguida del Cuerpo de Bomberos de San Francisco.

A sus 23 años está felizmente casada con un bombero y es madre de una pequeña niña de 11 meses. En su hogar lleva una vida con la responsabilidad de cualquier otra mamá como cuidar de su pequeña hija, atender la casa, a su esposo, preparar la comida, entre otras tareas y, por si fuera poco,  desde muy joven se trazó la meta ser una bombero y lo logró.

“Desde adolescente empecé a sentir esas ganas de ayudar a la gente,  a veces veía pasar los camiones de bomberos, y decía dentro de mí, yo quiero estar ahí para ayudar a muchos”, comenta, mientras espera en su despacho alguna llamada que le indique de un incidente en la calle.

Ana, a sus 15 años participó en una brigada en el liceo donde estudió y a los 18 realizó el curso de bombero del cual se graduó. Ya a los 19 años, pasó a formar parte del Cuerpo de Bomberos del Sur del Municipio San Francisco, estado Zulia, desde entonces cada mañana tiene una nueva historia para contar.

“Hay días que son tranquilos y solo toca ir ayudar en una comunidad con algún problema que tengan; sin embargo, en otras ocasiones hay grandes incendios y situaciones peligrosas donde se encuentran personas a punto de morir y allí también debemos estar para ayudar”, explica.

Para ella, sentir la adrenalina en su punto más acelerado es su pasión, “es como un poder, una fuerza que te llega de repente que debes saber usarla para el beneficio de otros y para salir de situaciones difíciles”.

Asegura que nunca se le olvidará un voraz incendio al que tuvo que acudir hace más de dos años, en una mueblería ubicada en la Circunvalación 1. Ese día vió sus cortos 21 años pasar por su mente como si de una galería fotográfica se tratara. Las llamas cubrían todo el establecimiento y en su interior muchos trabajadores habían quedado atrapados. “Debía actuar rápido y sin pensarlo dos veces entré con mi supervisor a sacar a las personas que se sofocaban por las llamas, gracias a Dios pudimos rescatarlos a todos… en momentos como esos me siento feliz de ser bombero”.

Ella es una joven guerrera que trabaja a la altura de cualquier personaje de la humanidad, que se esfuerza y lucha por los ideales feministas. “Las mujeres tenemos toda la capacidad para ser lo que deseemos en la vida, para graduarnos de lo que queramos y para trabajar en cualquier escenario que se nos presente, por eso nunca me arrepentiré de ser lo que soy: una mujer”, dice sin titubeo, con una mirada fija y segura.

Bombero Ana Landino: "las mujeres estamos preparadas para lo que sea". Foto: Xiomara Solano

Bombero Ana Landino: «las mujeres estamos preparadas para lo que sea». Foto: Xiomara Solano

Bombero Ana Landino: «las mujeres estamos preparadas para lo que sea». Foto: Xiomara Solano

grg

Lea también:
MUJERES DE ACERO: Yedeire Pérez es taxista, es madre ¡y es bella!
MUJERES DE ACERO: Elizabeth Ferrer, la Polisur que castiga al hampa y “le pone los ganchos” de amor a su hijo y a su esposo
MUJERES DE ACERO: Para Liomar Troconis, «una maestra es la madre de muchos»

Manuel García

Fotos: Xiomara Solano

Noticia al Día