"Mil sombreros de pajilla llenan la plaza Baralt" (Deivis.D Castro)

«Mil sombreros de pajilla llenan la plaza Baralt» (Deivis.D Castro)

Se tienen referencias que junto a la exportación del café , las tabacaleras ,la pesca y las sombrererías fueron la principal fuerza de trabajo de finales del siglo XIX en nuestra ciudad.

Se tienen referencias que junto a la exportación del café , las tabacaleras ,la pesca y las sombrererías fueron la principal fuerza de trabajo de finales del siglo XIX en nuestra ciudad.

Así comienza el tema de Cardenales del Éxito diciembre del 25, reflejando lo que fue una estampa maracaibera de antaño como lo fue el uso del sombrero.
Bajo un radiante sol fue la prenda necesaria para resguardase de sus inclemencias.
No se precisa cuando llega a estas tierras, algunos afirman que llegaron desde Italia o por lo menos el «Borsalino» distribuido por la firma Riboli, Abbo y co. A su vez es la primera firma Italiana en Maracaibo y Venezuela desde 1854.
Se les podía conseguír de diferentes marcas y materiales que iban desde el «Cogollo» hasta la «Empleta» de manufactura criolla; así como también los «Panamá» que paradójicamente eran fabricados en Ecuador, los Stevson, Puerto Rico, Pumpá, de ala doble o ala sencilla, de paja amarilla y hasta el famoso tirolé.
Se tienen referencias que junto a la exportación del café , las tabacaleras ,la pesca y las sombrererías fueron la principal fuerza de trabajo de finales del siglo XIX en nuestra ciudad.
Como dato curioso la empresa centenaria Max Ferrer tuvo sus inicios como una sombrerería en su establecimiento ubicado en la calle Colón, hoy en día sigue vigente pero en el ramo de la electrónica.
El uso del sombrero no distinguió clases,razas o edades ya que podía ser usado hasta por niños, a diferencia de otra prenda como los pantalones largos que solían ser usados sólo por mayores de edad o por lo menos esa era la costumbre.
Así transcurrió la historia del sombrero en nuestra ciudad como esa prenda que logró sortear varias décadas sin caer en desuso, viviendo adaptaciónes, hoy en día tal vez no sean «Miles» como el tema del comienzo pero mientras podamos ver tan solo uno transitar por nuestras calles sabremos que no se ha perdido esa gran tradición.

Deivis.D Castro
@Mcbo_Vos
[email protected]
04246957878