En una “caleta” de gasolina planificaron la emboscada para asaltar a los GNB padre e hijo

En una “caleta” de gasolina planificaron la emboscada para asaltar a los GNB padre e hijo

92938b

Yimy Rafael Cantillo, sargento superior de la GNB y su hijo Yimy Cantillo Yendra, sargento primero del mismo componente militar, acostumbraba vender gasolina en una de las llamadas “caleta” ubicada en el sector Juamanca de Guarero, municipio Guajira.

Allí, al parecer una banda dedicada al robo de vehículos planeó asaltarlos para quitarles los dos camiones Chevrolet, modelo Silverado que padre e hijo conducían. La policía científica le sigue la pista a uno de los hijos de una tal “Rafaelina”,  mujer encargada de comprar la gasolina a “bachaqueros” en ese  lugar donde ayer a las cinco de la tarde intentaron quitarle los camiones a los Cantillo.

Los dos hombres al verse sorprendidos se enfrentaron a los atracadores pero estaban en desventajas y no tenían los suficientes proyectiles en sus armas para repeler el ataque. Tanto padre e hijo quedaron baleados cerca de sus vehículos y murieron a los pocos minutos cuando trataron de auxiliarlos. Una tercera persona, de nombre de Gregorio Beltrán Guillen (28), fue herido en uno de sus brazos. Este acompañaba al menor de los GNB en tanto que una mujer identificada como Marye Romero (37), lo hacía con el padre. Afortunadamente la dama salió ilesa pues no se encontraba cerca de la balacera.

Funcionarios de la División de Homicidios del CICPC-Zulia investiga el doble homicidio. Las primeras pesquisas que este hijo de “Rafaelina” forma parte de un grupo dedicado al robo de vehículos a comerciantes y contrabandista. Ya le habría puesto el ojo a los dos efectivos militares y recabó toda la información para que su banda diera el golpe.

Esta mañana decenas de parientes y amigos de los dos parientes asesinados, colmaron la morgue forense de Marcaibo. También se presentaron oficiales y personal de tropa de la GNB. Uno de estos comentó que el sargento superior muerto estaba adscrito en el Destacamento de Frontera 112 y este año se jubilaría; mientras que su hijo estaba asignado al DF-111. Ambos residían en la calle 99 del barrio Simón Bolívar de Maracaibo y hacia ese lugar partieron sus féretros esta mañana para ser velados.

Familiares y amigos de los dos militares aguardan a las afuera de la morgue forense de Maracaibo

Familiares y amigos de los dos militares aguardan a las afuera de la morgue forense de Maracaibo

Noticia al Día

Foto: Xiomara Solano