CONFESIONES de la Primera Dama del Zulia en el Día de la Mujer: “Me gusta cocinar y ser ama de casa”

CONFESIONES de la Primera Dama del Zulia en el Día de la Mujer: “Me gusta cocinar y ser ama de casa”

La primera dama del Zulia, Margarita Padrón de Arias, confesó que ella es un privilegio ser ama de casa. Foto: William Ceballos

La primera dama del Zulia, Margarita Padrón de Arias, confesó que para ella es un privilegio ser ama de casa. Foto: William Ceballos

Luchadora, emprendedora, trabajadora incansable, esposa, hija, madre, hermana y abuela, así se define Margarita Padrón de Arias, primera dama del estado Zulia, quien le abrió las puertas de su despacho a NAD hoy Día Internacional de la Mujer.

La esposa del gobernador Francisco Arias Cárdenas aseguró que todos los trabajos que realizó los asumió sin descuidar su hogar.

“Como mujer uno se siente que puede adaptarse a las reivindicaciones que ha logrado el gremio, aplaudo las oportunidades que ahora tienen las féminas (…) Nunca me he sentido discriminada”, destacó.

Igualmente, agregó que gracias a Hugo Chávez “tenemos el apoyo para que nos reivindiquemos en todos los espacios, seamos respetadas y tengamos los mismos derechos (…) Tenemos una responsabilidad muy grande en el futuro del país”.

Cuando no ejerce como Primera Dama…

Margarita de Arias confesó que le gusta cocinar. “Ser ama de casa es un privilegio para mí (…) Creo que es algo que todas debemos conservar”, aunque en estos momentos no ejerce ese papel.

Tiene dos hijas y una nieta, y comentó que en sus tiempos libres, tanto ella como el Gobernador, comparten con la familia, aunque no lo hacen con mucha frecuencia, y es algo que también extraña. “Cuando tenemos una noche libre llamamos a los hijos y los invitamos a cenar en la Residencia”.

Aseguró que la transición a Primera Dama no le costó mucho. “Siempre me ha gustado el trabajo social, siento que cuando veo a una persona en la calle es mi responsabilidad ayudarla (…) Soy de poco salir, tenía un grupo de amigas y los cumpleaños los celebrábamos en un restaurante, ahora venimos para acá y algunas veces salimos a comer”, dijo.

Destacó que una de las cosas que más le ha costado asimilar es la compañía constante de los guardaespaldas, tener poca privacidad. “A veces quiero ir a algún lugar y enseguida los tengo detrás de mí, no estoy acostumbrada a ellos”, dijo entre risas.

“Al Gobernador parece que no importarle mucho (…) A veces salimos muy temprano los dos, pero no pasamos 6 cuadras cuando ya tenemos un carro detrás, y al percatarse comienza a meterse por varias partes como para perderlos, hacemos algunas tremenduras”, señaló la Primera Dama.

Seis años y medio de feliz matrimonio… Y así empezó todo

Margarita de Arias confesó como conoció al Primer Mandatario Regional. Dijo que supo de él la primera vez cuando lo vio por televisión el 4 de febrero de 1992.

Su papá, revolucionario y agricultor, vive en San Mateo, estado Aragua, y después del Golpe de Estado comenzó a ir constantemente a la cárcel de Yare para visitar a los presos que participaron en ese acto, entre ellos Hugo Chávez y Arias Cárdenas. Las asiduas visitas iniciaron una estrecha relación entre ellos y el padre de Padrón, quien todas las semanas les llevaba frutas provenientes de sus cosechas.

Su primer contacto directo con el Gobernador fue en los juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en 1998, donde Padrón de Arias fue la tesorera. Posteriormente, le pidió ser la asesora de Salvador González y luego su secretaria de despacho. Fue solicitada por la Gobernación a la Universidad del Zulia (LUZ), núcleo Cabimas, durante un año.

“Yo le decía que a mí no me gusta la prensa, lo mío es trabajar, y él me respondió que por eso quería que trabajara con él, por lo discreta. Éramos muy amigos”, informó.

Padrón de Arias trabajaba en Cabimas, “cuando cumplí 27 años laborales, me jubilé, mis hijas ya estaban grandes y vivían en Maracaibo, por lo que decidí mudarme para acá”.

Admitió que ambos sintieron «un vacío» al separarse en el ámbito laboral, “siempre estuvimos en contacto porque éramos amigos”.

En 2007 Arias le planteó, por teléfono, casarse e incluso fijaron la fecha de esa manera, pues el Gobernador se encontraba fuera del país ejerciendo un cargo en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“La primera vez que salimos solos, él era vicecanciller, y un evento internacional se llevó a cabo en un reconocido hotel de la ciudad (…) Me invitó a salir, yo no quería, fuimos a comer y escogió una mesa en toda una esquina y al aire libre, le decía que todos nos iban a ver”, destacó entre risas, con una visible timidez en su rostro pero con un brillo especial al recordar esos momentos.

Confesó que durante la comida Arias le decía que no podía seguir viviendo así, sin tenerla a su lado, que no tenía paz en su conciencia.

“A veces él me dice que fui yo quien lo enamoró, y viceversa, todavía no sabemos cómo pasó todo, fue una cosa bien bonita (…) Siempre le dije que no quería vivir en el ojo político, ahí no cumplió”, agregó mientras dejó asomar una vez más una sonrisa.

La Primera Dama dijo que su nieta le dice ‘Panchito’ al Gobernador. “Lo quiere muchísimo pero no hay forma que lo llame abuelito”, mientras que los nietos de él le dicen “abuelita”.

Margarita Padrón y Francisco Arias Cárdenas se casaron el 25 de junio de 2009 en la Quinta Sinfonía, en una ceremonia íntima, rodeados de sus hijos, familiares y amigos más cercanos.

“Francisco es muy detallista, y cada día los saca a relucir (…) Es una ternura que tiene muy natural, no se pone bravo por nada (…) Me envía muchos mensajitos de texto, bellos, me dice ‘Te Amo’, o cuando se siente incómodo por algo me dice ‘me acompañas en estos momentos’ y ya yo sé cómo está (…) Es una ternura de hombre”, acotó.

Recordó que cuando presentó su programa de gobierno “me dirigió muchas palabras bonitas, y las esposas de algunos miembros del gabinete me dicen que lo quieren imitar”.

Igualmente, hizo referencia a una anécdota que Arias cuenta mucho, y es que cuando le dijo a Chávez que se iba a casar con ella, “le dio el día y la hora, Chávez no vino, pero ese mismo día él se encadenó y justo a esa hora dijo ‘Mi amigo Pancho se está casando en este momento’, Julio Reyes, quien estaba ese día le informó a Francisco lo que pasaba”.

Asimismo, destacó que cuando fueron a Caracas a darle el pésame a María Gabriela Chávez, le sacaron una sonrisa en medio del triste momento que vivía, pues el Gobernador presentó a Padrón de Arias con la hija de Chávez y ella dijo “déjame abrazarte, mi papa te quería mucho y celebró el matrimonio de ustedes, él decía que eres una buena mujer (…) Mi papá hizo buena relación con Chávez”, afirmó la Primera Dama.

El papel de la mujer en la actualidad

La esposa del Gobernador del Zulia resaltó que desde hace muchos años “la mujer ha buscado su reivindicación y actualmente hemos demostrado que podemos tener el rol de ama de casa, jefa de familia, y destacarnos a nivel profesional”.

Agregó: “Somos eficientes y constantes en nuestros lugares de trabajo, por eso creo que tenemos un gran reto en este momento de dificultad, tenemos que dar más al país, al estado, tenemos ese don que Dios nos ha dado, somos muy perceptivas, creo que tenemos la habilidad de atender muchas cosas a la vez (…) La mayoría de las mujeres somos así”.

Por último, aseguró que las mujeres nunca deben dejar su rol en la familia, de impulsar los valores y principios. “Si los tuviéramos arraigados el bachaqueo y la delincuencia no existieran, en Unamujer queremos meter en todos los espacios los principios de la familia, muchas de las cosas que suceden a diario en el país va con la familia, ese es el reto que tenemos como mujer y uno de los grandes aportes al país, que impulsemos el tema de los valores y principios en la familia, de hacerlo no existieran muchas cosas”.

Luciana Ramírez

Fotos: William Ceballos

Noticia al Día