Accidentes más frecuentes en la cocina: Cuando hacer "friticas" puede dejar más lesionados que una guerra

Accidentes más frecuentes en la cocina: Cuando hacer «friticas» puede dejar más lesionados que una guerra

233La cocina, para muchos es su lugar preferido, pero es una de las áreas más peligrosas de la casa.

En ella ocurren accidentes insospechados, las estadísticas así lo indican, de cada diez accidentes en el hogar, siete son producidos en la cocina.

Una ama de casa principiante, no se imagina la cantidad de accidentes que pueden ocurrir en su cocina.
Desde una quemadura en un brazo por destapar mal una olla, hasta pincharse un dedo al lavar un cubierto.

Mary Pérez, ama de casa con 20 años de experiencia, contó su historia, agarró con las dos manos, una olla con agua hirviendo, para verterla sobre el colador de café, se la echó encima de su cuerpo, solo por evitar el vapor caliente que le daba en su cara. Esto le costó una semana hospitalizada ya que las quemaduras fueron de segundo y tercer grado, el dolor que esto le produjo, la angustia de la familia y quedar en reposo por casi dos meses mientras se secaban sus heridas. Al preguntarle ¿qué le sugiere a las noveles amas de casa, para evitar este tipo de accidente? Respondió: Utilizar los utensilios para cada cosa, si hubiese usado una jarra con tapa y asa, me hubiese sentido más cómoda, los vapores no pegarían a mi cara y por ende no me habría quemado.

Entre los accidentes más comunes en la cocina son:

Quemaduras con aceite caliente, al introducir los alimentos con agua en las sartenes con aceite muy caliente, el aceite salpica a nuestra cara y brazos. Al chocar con un recipiente con aceite caliente, cuyo mango quede fuera de la cocina.
Cortaduras con cuchillo. Al cortar cualquier alimento en la mano, sin usar la tabla de cortar, es una cortada segura. Al picar sobre la tabla y mirar hacia otro lado, te cortas un dedo.

Electrocutados por mal uso de electrodomésticos, conectar el aparato con las manos mojadas o el enchufe mojado, es un cortocircuito seguro, al no tomar en cuenta ciertas normas de uso. Limpiar el microonda descalzos y con las manos mojadas, es un corrientazo muchas veces mortal.

Explosiones de cocina y horno, encender la hornilla o el horno sin antes revisar si hay o no fuga de gas, es uno de los accidentes más mortales dentro de la cocina. La llama debe ser azulada, silenciosa y si olor, si observa un ruido, por muy pequeño que sea, apague la hornilla y llame al técnico.

Prevenir un accidente en la cocina, es vivir dos veces, usar zapatos cómodos y anti resbalantes para prevenir una caída, leer las sugerencias de uso de los empaques, pero sobre todo, estar atento y consciente que hombre prevenido, vale por dos y como decía la abuela: ¡Mejor es prevenir que curar!

Dadis Castro/Pasante

Noticia al Día