A 17 años de su partida, la leyenda de DiMaggio se mantiene vigente

A 17 años de su partida, la leyenda de DiMaggio se mantiene vigente

DiMaggio tiene el récord vigente de 56 juegos seguidos dando de hit. Foto: Agencias

DiMaggio tiene el récord vigente de 56 juegos seguidos dando de hit. Foto: Agencias

Un ocho de marzo, pero de 1999, murió el jugador que para muchos es considerado el mejor beisbolista de la historia: Joe DiMaggio.

Hijo de un pescador siciliano emigrado a California a principios del siglo XX, DiMaggio inició su carrera deportiva siguiendo los pasos de su hermano mayor, Vince, también jugador de béisbol e integrado en la disciplina de los San Francisco Seals.

En dicho equipo tuvo Joe DiMaggio su primera oportunidad, tras la cual fue fichado por los New York Yankees en 1936, equipo donde jugó toda su carrera, en la posición de jardinero central.

DiMaggio fue tres veces ganador del MVP y participó en el Juego de Estrellas por 13 temporadas. Durante su estancia con los Yankees, el club ganó diez banderines de la Liga Americana y nueve Campeonatos de Series Mundiales. Tiene el récord vigente de 56 juegos seguidos dando de hit.

Al momento de su retiro, estaba rankeado en el quinto lugar de todos los tiempos en la lista de jonrones (361) y sexto en el porcentaje de slugging (.579). Fue elegido para Baseball Hall of Fame en 1955 y fue votado como el deportista más grande vivo durante el centenario del beisbol en 1969.

En 1939 se casó con la actriz Dorothy Arnold, de la que se divorció en 1944. Mucho más recordado sería su efímero matrimonio, el 14 de enero de 1954, con la celebérrima actriz Marilyn Monroe, de quien se divorciaría a los nueve meses; según algunos testimonios, DiMaggio fue el único de los tres maridos de la actriz que realmente la quiso, y ciertamente, tras la muerte de Marilyn en 1962, hizo llevar flores a su tumba durante más de veinte años.

Tras su retirada, Joe DiMaggio abrió un restaurante, invirtió sus ahorros en varios negocios, no siempre rentables, y en 1968 regresó a la competición como entrenador de los Oakland Athletics.

Fue un fumador empedernido durante gran parte de su vida adulta, por lo que fue admitido en el Memorial Regional Hospital en Hollywood (Florida), el 12 de octubre de 1998, para la cirugía del cáncer de pulmón, y permaneció allí durante 99 días.

Regresó a su casa en Florida el 19 de enero de 1999 y murió el 8 de marzo. El funeral se llevó a cabo el 11 de marzo de 1999, en la iglesia católica Romana Sts. Peter and Paul, en San Francisco. El hijo de DiMaggio murió el siguiente agosto a la edad de 57 años.

Wikipedia