Mujeres inteligentes son más propensas a beber alcohol

Mujeres inteligentes son más propensas a beber alcohol

Imagen: Referencial

Imagen: Referencial

Comienza la semana y es posible que aún arrastres los excesos del fin de semana pasado. No te preocupes, pues si bebiste alcohol en exceso los días pasados, al menos tenemos una buena noticia para que la resaca se te haga más llevadera.

Las mujeres inteligentes son las más propensas a beber en exceso, según nos cuenta un nuevo estudio realizado por la Escuela de Economía de Londres y publicada en la prestigiosa revista Social Science and Medicine.
El estudio, basado en una encuesta realizada a 17.000 personas nacidas en el año 1970, nos dice que aquellas mujeres que han obtenido títulos universitarios consumen más bebidas alcohólicas que aquellas con títulos secundarios o elementales. Es decir, si has cursado una carrera tienes posibilidades de beber entre el doble y el triple de alcohol que una persona que haya dejado sus estudios.

No sólo se trata de tener un título, sino de haber sido una buena estudiante. Según el estudio, aquellas mujeres que obtuvieron mejores notas o cursaron carreras más exigentes son las más propensas a beber a diario.
Las autoras del estudio, las investigadoras Francesca Borgonovi y María Huerta, señalantres causas principales para que ocurra este hecho, y son las siguientes:
Vida social más activa. Las mujeres inteligentes suelen tener un círculo de amigos más amplio y por ello más posibilidades de acabar la jornada laboral en un bar.
Necesidad de desarrollar su vocación. Tras salir de su puesto de trabajo, muchas de nosotras retrasamos la llegada a casa continuando con nuestros compañeros de trabajo y acompañándonos de una caña o copa. Fortalecer el vínculo de amistad con compañeros o jefes es en ocasiones una de las mejores maneras de estar al día de todas las vicisitudes de nuestro trabajo.
Postergar la maternidad. Aquellas mujeres que tienen éxito en sus carreras suelen aplazar su primer embarazo mucho más tiempo que aquellas que no. Sin las responsabilidades de la maternidad, la vida suele ponernos delante más oportunidades para salir de copas.
Según nos cuentan las autoras del estudio “esta asociación positiva entre el nivel educativo y el consumo de bebidas alcohólicas se debe a que una vida social más intensa fomenta este hábito al invitar a participar a la mujer activamente en esferas tradicionalmente dominadas por hombres”.
Cosmopolitantv.es
No olvides compartir en >>